Asesinan a Seguridad de gasolinera en Casa Grande

Un nuevo asesinato se reportó anoche en Casa Grande. La víctima fue un vigilante a quien dos criminales le dispararon por la espalda para robarle su revólver.

Fuentes extraoficiales informaron que el asesinato se perpetró a las 7 y 30 de la noche cuando César Augusto Palacios Rojas, de 36 años, cumplía su labor de seguridad de la gasolinera "Don Armando" en Casa Grande.

Mientras realizaba sus acostumbradas rondas de rutina, el vigilante fue sorprendido por dos delincuentes que iban a pie y que sin decir palabra alguna le dispararon un tiro por la espalda.

Palacios Rojas se desplomó y al verlo indefenso los asesinos se le acercaron y le robaron su revólver calibre 38.

Lo extraño del caso, es que luego de este cobarde ataque no se perpetró robo alguno contra el grifo. La policía aún no determina si se trató de una venganza o si los homicidas sólo actuaron para robar el arma de fuego.

Fue llevado después de varios minutos al hospital de EsSalud de Casa Grande donde sólo confirmaron su muerte.

En efecto, tenía un orificio de bala que le ingresó por la espalda y que le salió por el pecho.

Esta mañana, su padre y algunos familiares permanecían en los exteriores de la morgue a la espera que les entreguen el cadáver para llevarlo de vuelta a su natal Casa Grande donde le darán el último adiós.

“Nosotros mismos no sabemos qué ha pasado, estamos esperando los resultados de la investigación”, dijo el padre del victimado.

Comentarios