Fiscal de Paiján renuncia por ser amenazado de muerte

La delincuencia, al parecer, sigue ganando terreno en Paiján. La nueva metodología que están usando ahora es amenazar de muerte a los fiscales que investigan las denuncias contra ellos. Uno de estos ya renunció pero otros cuatro siguen laborando normalmente aunque con precauciones, según dijeron.

El fiscal que acaba de renunciar es Iván Vilchez. Él, luego de haber intervenido en una requisa de armas, según dijo, ha comenzado a recibir mensajes en los que le decían que si continuaba con las investigaciones iban a atentar contra su familia.

“No voy a arriesgar mi vida, ahora es el momento de irme cuando no ha pasado a mayores las amenazas, tengo familia y deben comprenderme”, expresó antes de despedirse de sus colegas en la fiscalía de Paiján.

Mientras tanto, los otros cuatro fiscales que quedan en el Ministerio Público, de Paiján, siguen laborando normalmente aunque tomando las precauciones del caso.

Uno de ellos, Luis Briones, manifestó que los cuatro tienen una rutina de trabajo bastante recargada pero cuando toman su movilidad para ir a sus casas, adoptan las medidas del caso, para evitar que alguien les dispare.

Añadió que con respecto a las amenazas que reciben, aclaró que no saben de donde proceden y que en una ocasión los teléfonos venían de Piura y Lima, lo que supone que entre bandas delincuenciales tienen conexiones o es que, compran los chips y hacen las llamadas del mismo Paiján.

Terminó pidiendo un mayor control a los policías para evitar que los delincuentes a quienes investigan tomen represalias contra ellos.

Otra autoridad amenazada por los hampones ha sido el gobernador de Paiján, Stanley del Castillo, quien dijo que los integrantes de una banda que opera en Paiján, lo ha amenazado pero que así son los riesgos. “Sin embargo, confío en que esto pueda cambiar, sobre todo, ahora en que han comenzado a actuar las rondas campesinas en el distrito”, señaló. (Satelite)

Comentarios