Condenan a 123 años de cárcel a 8 usuarios de Facebook

Condenan a 123 años de cárcel a 8 usuarios de Facebook

La Corte Revolucionaria de Teherán, Irán, condenó el martes a ocho usuarios de Facebook a un total combinado de 123 años de prisión por los cargos de, entre otros, publicar propaganda contra el Estado e insultar al supremo líder ayatollah Alí Khamenei. Este es el más reciente episodio de la campaña contra la libertad en internet en el país.

La sentencia fue decidida por el juez Mohammad Moghiseh, quien es conocido por sus fallos extremadamente duros contra activistas, abogados y periodistas. "Esta decisión busca claramente esparcir miedo entre los usuarios de internet en Irán y convencer a los iraníes de que cumplan con los estrictos controles estatales del ciberespacio", declaró la Campaña Internacional de Derechos Humanos en Irán en un comunicado.

Según Kaleme, el sitio web que reportó la noticia, los ocho acusados fueron arrestados el año pasado por la Unidad Cibernética de la Guardia Revolucionaria. Sus nombres y sentencias son: Roya Saberinejad Nobakht (ciudadana británica), 20 años; Amir Golestani, 20 años; Masoud Ghasemkhani, 19 años y 91 días; Fariborz Kardarfar, 18 años y 91 días; Seyed Masoud Seyed Talebi, 15 años y un día; Amin Akramipour, 13 años; Mehdi Reyshahri, 11 años; y Naghmeh Shahisavandi Shirazi, 7 años y 91 días.

Además de los ya mencionados, los otros cargos son reunión y colusión contra la seguridad nacional, blasfemia, creación de ansiedad pública y divulgar mentiras.

Desde que Hasan Rohani asumió la presidencia el año pasado, uno de sus más grandes conflictos internos ha sido la lucha por internet. Rohani, que lidera al grupo de los moderados en Irán, promueve mayores libertades sociales y culturales y el derecho a internet de los iraníes. Por otra parte, los tradicionalistas, que conforman una minoría pero controlan los servicios judiciales, de inteligencia y seguridad, impulsan un mayor control de la web, ya que la ven como una amenaza a su control sobre la población y la opinión pública.

No es la primera vez que los ciudadanos sufren por esta lucha: en diciembre, 16 ciberactivistas y periodistas fueron arrestados. Y la semana pasada, seis jóvenes que se filmaron a sí mismos bailando la canción "Happy" de Farrell Williams también fueron detenidos. De estos seis, sólo el director del video, Sassan Soleimani, continúa en custodia. (Reuters)

Comentarios