Capturan a "Malditos de Paiján" acusados de asesinar a policía de Paiján

La policía arrestó ayer a los otros dos implicados en el asesinato del suboficial Jorge Luis Calle Espinoza (23). Se trata de los sicarios y extorsionadores Benkert Jiménez Zegarra (22), ‘Gringo’, y Frank Peña Aguirre (24), ‘Negro’, de ‘Los malditos de Paiján’. Ambos delincuentes fueron sorprendidos cuando caminaban por la manzana A del asentamiento humano Ollanta Humala, en Piura.

Al ver a los uniformados, ‘Gringo’ y ‘Negro’ trataron de escapar, pero ya las fuerzas del orden habían bloqueado las calles, por lo que no llegaron muy lejos. Según fuentes al interior de la PNP, loa dos reconocieron haber participado en el infernal tiroteo que acabó con la vida de Calle Espinoza.

Asimismo, se sabe que Abel Jiménez Sánchez (25), ‘Chato’, el facineroso que resultó herido tras la balacera, fue el autor del disparo que acabó con la vida del valiente efectivo. En su defensa, ‘Chato’ dijo, con sangre fría, que el disparo fue producto de un forcejeo y que su intensión no fue matar al policía. Además, pidió perdón a Dios y a los deudos.
No obstante, una versión señala que cuando Calle le dio alcance, tras la feroz persecución, fingió que “ya había perdido”, pero en un descuido extrajo su arma de fuego y le puso una bala en el ojo izquierdo al joven suboficial.

ASESINOS PROFESIONALES
Vale precisar, de otro lado, que Jiménez usó un arma con silenciador, por ello las autoridades creen que se dedica al asesinato por encargo. Es más, ayer la PNP informó que en realidad el objetivo de ‘Los malditos de Paiján’ no era asaltar la Caja Sullana, sino acribillar a alguien, aunque de momento no se sabe a quién.

Cuando Calle Espinoza se les acercó para intervenirlos, ‘Chato’, ‘Gringo’ y ‘Negro’ habrían estado haciéndole reglaje a la víctima, pero sus planes fueron finalmente frustrados.

CADENA PERPETUA
El ministro del Interior, Daniel Urresti, arribó ayer a Piura para encabeza la conferencia en la que se presentó a los detenidos y las armas incautadas. Luego Urresti visitó a los deudos, en el asentamiento humano Los Algarrobos. Ahí fue enfático al condenar el asesinato de Calle y solicitar, al mismo tiempo, cadena perpetua para los delincuentes.

“Exigimos al Poder Judicial la pena máxima para este sujeto que se ha atrevido a dispararle a un policía. Esperamos también el mismo castigo para sus cómplices. Nosotros nos encontramos con el corazón compungido porque hemos perdido a un hermano joven, un muchacho de 23 años lleno de vitalidad y con el deseo de servir. Estos delincuentes son avezados pues no solo le quitaron su arma de reglamento, sino que le robaron su radio”, expresó.

Por su parte, Jorge Calle Pasapera, padre del policía abatido, dijo que recordará siempre con cariño a su hijo, a quien solía decirle Coco. “Siempre quiso ser policía”, añadió.

Quien también se mostró sumamente afectada con lo ocurrido fue la esposa de Calle Espinoza, Liz Valle, quien en los próximos días dará a luz a la niña de ambos. La joven escribió en su cuenta de Facebook: “Te amo tanto, amor. Tantas cosas lindas que pasamos.  Te voy a recordar cada minuto de mi vida”. (fuente Satelite)

Comentarios