Encapuchados en moto matan a obrero en Paiján

De 8 balazos a quemarropa, uno de ellos en el rostro y los demás en el abdomen, fue asesinado esta mañana un hombre de 31 años dedicado a la agriculktura y el comercio. Se trata de Ronald Pedro Valerio Matos, a quien los homicidas, que cubrían sus rostros con pasamontañas, sorprendieron cuando conversaba con un amigo.

El crimen ocurrió en la esquina de las calles 28 de Julio y Los Jazmines, en el sector San Salvador, Paiján. La policía ha informado que Valerio Matos se había reunido ahí con Marco Antonio Torres Saldaña, quien de momento se ha convertido en el único testigo del hecho.

Cuando los jóvenes se encontraban en plena conversación, aparecieron los asesinos. Fueron dos, a bordo de una moto lineal y con pasamontañas. Aprovechando que los amigos estaban distraídos, los criminales se le acercaron a Valerio por la espalda y le dispararon a corta distancia.

El primer balazo lo mandó al suelo y lo dejó malherido. Los demás fueron para asegurar su muerte; para ello le metieron un tiro en el rostro.

A Torres, de otro lado, no le hicieron nada. El muchacho resultó ileso y, por ello, la policía lo viene interrogando para que dé mayores precisiones sobre lo ocurrido. Se espera que su testimonio sirva para ubicar y capturar a los matones.

Vale resaltar que, tras el crimen, Valerio Matos fue llevado por la policía al centro de salud de la localidad, pero cuando los médicos lo recibieron, ya no había nada que hacer por él. Había fallecido en el camino.

Sobre el móvil, es poco lo que se ha informado. La única certeza que se tiene, por ahora, es que a Valerio lo mandaron matar. La forma como sucedió todo revela que los homicidas habrían sido contratados por un tercero. Se trataría, pues, de sicarios.

Este nuevo asesinato ha dejado consternados a los ciudadanos de Paiján, que esperan mayor presencia policial en las calles. (Satelite)

Comentarios