Compañeros y Profesores despiden a Gustavo Llamoga Mantilla pidiendo Paz y no a la Violencia

Compañeros y Profesores despiden a Gustavo Llamoga Mantilla pidiendo Paz y no a la Violencia
Casa Grande se viste de luto al ver la muerte por asesinato de un adolescente de 13 años por mano de un niño de 12 años. Los pobladores viven en la incertidumbre en una época de decadencia como si este pueblo dulce viviera una maldición a algún pecado que no reconoce.

Un niño de 12 años cometió el asesinato, dos menores de 14 y uno de 16  estuvieron involucrados en esta muerte infantil ejecutada por una decisión donde hubo siempre una falta de educación, donde los valores no tuvieron conceptos ni practica. Esto es lo lamentable de nuestra sociedad que es una fuerza comercial la que la guía.

Es necesario que cambien nuestras leyes y sean más justas, no más duras, porque no somos bárbaros, pero si reales a tal grado del crimen. Enseñemos a hacer responsables de sus actos a los que cometen delitos con premeditación, sin importar la edad. Adolescentes que cometen delitos planificados no son ingenuos o inocentes, conocen la impunidad que les blinda la ley superflua del Perú.

Ahora estos niños quedaron libres porque la ley peruana no permite juzgar a menores de 14 años a menos. Y ahora la pregunta es, ¿se regenerarán en sus casas? y otra pregunta más preocupante, ¿será seguro caminar por las calles de Casa Grande sabiendo que hay niños que no pueden controlar su ira y que son capaces de disparar a matar?.Yo creo que los padres de los adolescentes que estuvieron con Gustavo Llamoga esa noche de su muerte, deben estar muy preocupados e inseguros, vivirán con temor de que sus hijos salgan por las calles con la libertad que nuestra constitución nos ampara con mucha ironía.

La oscuridad no existe, sino la ausencia de la luz. De esta manera estamos viviendo, nuestro Estado siempre tratará de cambiar nuestra sociedad con represión: con democracia, con comunismo, con dictadura etc. pero nunca lo ha logrado, cada día nos confundimos más y nos sumergimos en la oscuridad. Yo se que la humanidad no se encaminará al bien con una influencia externa como lo intenta el hombre con sus diferentes ideologías mencionadas. La sociedad cambiará cuando el hombre cambie por dentro, por una influencia interna que el amor ofrece a todo ser humano, esa capacidad de reconocernos como hermanos, por eso Dios en su sabiduría nos dio estos dos grandes mandamientos, "Ama a Dios sobre todas las cosas" y "Ama a tu prójimo como a ti mismo" esta es la luz que nos falta para reconocer que la oscuridad no existe.

Comentarios