Poder Judicial destituye a Juez de Paz del centro Poblado de Roma

El Consejo Ejecutivo del Poder Judicial destituyó a tres jueces de paz y a siete servidores judiciales de distintos distritos judiciales, como parte de la política de gestión de lucha contra la corrupción anunciada por Víctor Ticona Postigo, presidente del Poder Judicial.

Los magistrados sancionados son el juez de paz de Primera Nominación del centro poblado de Roma, Casagrande (Corte Superior de La Libertad), Segundo Miguel Vidal Ramírez, quien fue destituido por tramitar de manera irregular procesos de obligación de dar sumas de dinero y actuar en un proceso a sabiendas de estar legalmente impedido de hacerlo.

TAMBIÉN FUERON DESTITUIDOS:

La medida también se aplicó al juez de paz de Los Huertos de Manchay de Lima, Héctor Javier Quispe Salvador, por avocarse de manera indebida a diversos procesos judiciales, y al juez de paz de El Porvenir, Pativilca-Barranca (Corte de Huaura), Manuel Córdova Correa, por cometer faltas muy graves en la tramitación de diversos expedientes.

Igualmente, el técnico judicial del Segundo Juzgado de Paz Letrado de Huancavelica, Nicanor Huamán Chumbes, y el secretario judicial del 40 Juzgado Especializado en lo Penal de Lima, José Luis Mariño Lázaro, fueron separados de sus funciones por recibir dinero de litigantes que pretendían ser favorecidos en sus procesos.

Al secretario del Séptimo Juzgado Especializado en lo Contencioso Administrativo de Lima, Julio Armando Arce Suero, se le impuso la máxima sanción por aceptar dinero de una de las partes procesales, haber incurrido en patrocinio incompatible con la función y utilizar un bien del Poder Judicial en beneficio propio o de terceros.

El  Consejo Ejecutivo del Poder Judicial, basado en la propuesta de la Oficina de Control de la Magistratura (OCMA), también destituyó al servidor Alderides Rengifo Ruiz, encargado de la Central de Notificaciones de los Juzgados del Alto Amazonas, Yurimaguas (Corte de San Martín), por recibir 4,100 nuevos soles de los familiares de un procesado por tráfico de drogas.

El secretario del Juzgado Mixto del Módulo Básico de Justicia de Sánchez Carrión, Huamachuco (La Libertad), Jorge Roberto Romero Vásquez, fue separado por utilizar el equipo de cómputo de la institución para redactar documentos ajenos a su función; mientras que el especialista legal del Primer Juzgado Constitucional de Lima, Wilfreddy Luis Gutiérrez Solórzano, fue sancionado por recibir 440 nuevos soles y usurpar funciones que no le competían.        

La sanción también fue impuesta a Ricardo Alejandro Lovera Hernández por hechos irregulares en su actuación como secretario del Juzgado de Paz Letrado de Imperial (Corte de Cañete). El Comercio

Comentarios