VIDEO: Sicarios acribillan a integrante de "Los Loros" en Casa Grande

Cerca a la puerta de su casa así fue atacado, a balazos y sin piedad, un integrante de la agrupación delictiva “Los Loros”.

Fue anoche, cuando el reloj marcaba las 8:55, que a Juan Pablo Quispe (46) le dispararon varias veces, en la calle Cajabamba,

Según los testigos, los sicarios esperaron a su víctima en motocicletas, a pocos metros de su domicilio. Cuando lo vieron salir, lo abordaron con las armas desenfundadas y dispararon a quemarropa, para luego huir de la escena.

Fueron tres los disparos que impactaron en el cuerpo de Pablo Quispe. Dos de ellos en el abdomen y la otra bala se alojó en el hígado.

Un familiar de Pablo Quispe dijo que este había salido a comprar a la tienda y, apenas estuvo fuera de la casa, se escucharon los balazos.

Los testigos creen que la víctima tenía muchos enemigos, pues los asesinos lo atacaron sin razón aparente. El móvil, según la policía, podría ser la disputa entre bandas, por zonas de dominio en Casa Grande.

Uno de los familiares llevó al hombre baleado al hospital de Essalud de Casa Grande a bordo de una mototaxi. Sin embargo, debido a la complejidad de sus heridas, fue trasladado pronto al Hospital Regional Docente de Trujillo donde permanece grave.

Esta no sería la primera víctima de la familia Pablo. En años pasados, otros miembros del clan fueron asesinados en las mismas circunstancias.

El 2011, cinco balas acabaron con la vida de  Julio Pablo Arteaga (58). A él lo interceptaron de la misma forma: cuando iba a comprar pan, en la avenida Tren, Casa Grande.

También, el 2014, Johnny Alexander Pablo Quispe (32), hermano de Juan, fue ultimado por sicarios de las bandas rivales.

Hasta el momento, la Policía no ha logrado capturar a todos los miembros de las bandas que lideran el tráfico de narcóticos y la extorsión, como “Los Osos” y “Los Sanguinarios del Cojo Mame”.

Pese a que esta localidad recibió un considerable número de efectivos policiales, por encargo del presidente Ollanta Humala; los pobladores viven en zozobra ya que no se captura a los delincuentes, ni se desarticula las bandas de extorsionares que exigen cupos a comerciantes y agricultores.

(Fuente: Satelite)

Comentarios