Samuel Vargas Tello el mayor hincha de "Juan Román Riquelme"

“Juan Román Riquelme, te pido mil disculpas si no te pedí permiso para ponerle tu nombre a mi equipo de fútbol”, dice Samuel Vargas mientras intenta sonreír para controlar la profunda emoción que le causa hablar de su ídolo.

En Casagrande (provincia de Ascope, departamento de La Libertad), al norte del Perú, vive Samuel Vargas Tello, el hombre que le rinde un insólito homenaje al máximo ídolo de Boca Juniors, Juan Román Riquelme.

Samuel era un futbolista retirado cuando a finales de los años 90 viajó a Argentina. Quería cambiar su vida con un empleo estable, pero no pudo controlar su pasión por el fútbol. La aparición de un jugador, uno que llevaba magia en sus botines, fue su inspiración para convertirse en entrenador.

Descubrió el fútbol por segunda vez cuando observó a Román. “Jugaba en la misma posición que yo, tenía un toque fino, era lentón, pero su calidad me dejó impresionado”, recuerda.

“El partido donde todos disfrutaron a Riquelme fue cuando enfrentó a Real Madrid, cuando se paseó con Figo, Roberto Carlos, Fernando Hierro”, comenta sobre el partido donde Boca Juniors ganó la Copa Intercontinental, en el 2000. Para él, esa fue una prueba de que Román había sido tocado por Dios.



FORMADO ENTRE  LEYENDAS

Entre 1997 y el año 2002, Samuel vivió entre Perú y Argentina, donde trabajó en diferentes oficios. Ese lapso también aprovechó para matricularse en la escuela de fútbol ‘Osvaldo Zubeldía’, de La Plata.

Aprendió los secretos de este deporte contagiado por la pasión y efervescencia de los argentinos. “Gracias a un profesor, tome conciencia de que el trabajo en menores era importantísimo”, menciona. Estas lecciones fueron claves para su proyecto en el Perú.

Los exfutbolistas Martín Palermo, José Luis Calderón y Raúl Alfredo Cascini fueron sus compañeros. Sobre esta experiencia recuerda las visitas al estadio de Estudiantes de La Plata y también a La Bombonera de Boca Juniors, como parte de sus prácticas.


Como parte de su colección tiene una foto junto a Carlos Tévez en La Bombonera.

Regresó al Perú, en 2002, decidido a mostrar todo lo aprendido y creó la escuela de fútbol ‘Juan Román Riquelme’. “Fue la primera en Casagrande que empezó a cobrar y la gente pagaba, algo inusual”, cuenta.

Años más tarde fue convocado para dirigir al Carlos A. Mannucci, el club más popular de La Libertad; sin embargo, por problemas económicos terminó dando un paso al costado. “La situación era insostenible porque no pagaban a los jugadores”, recuerda.



Así reportaron los diarios la llegada de Samuel al Mannucci.

EL MEJOR HOMENAJE A ROMÁN

Retomó sus actividades en la escuela, pero después de algunos años veía como los niños que él formaba se marchaban a otros clubes en busca de oportunidades. Decidió crear su propio equipo, el club “Juan Román Riquelme”, inscrito ante Registros Públicos el 2012.

Este equipo lleva los colores de los clubes donde jugó Juan Román: Boca Juniors, Barcelona y Villarreal. El objetivo del club es superar las diferentes etapas en la liga distrital y llegar a la Copa Perú, un escalón antes de la Primera División. Cada año viene ganando protagonismo.

Está formado por jóvenes entre los 16 y 20 años, casi los mismos chicos que Samuel entrenaba cuando creó su escuela de fútbol, hace más de 10 años. Su deseo es que algunos de estos muchachos jueguen en la Primera División.

Samuel, conocido por sus amigos como “La Pepa”, defendió los colores del Atlético Chalaco, Jorge Lambarry y 7 de junio, clubes del distrito de Casagrande. Tuvo que dejar el fútbol a los 25 años por una lesión. Por ello, que sus alumnos lleguen a la Primera División sería como cumplir una meta pendiente.

Como parte de su proyecto, Vargas creo en el 2013 el “Club Deportivo Cultural Juan Román Riquelme Jr.”, en el distrito de Chocope, vecino de Casagrande, con el fin de formar a los niños que sirvan como reserva del equipo de mayores.

Su trabajo promoviendo el deporte le hizo ganar popularidad en Casagrande. En 2014, fue invitado a integrar la lista de regidores de Juan Bueno Santillán, alcalde del distrito. “Soy nuevo en política, creo que esto también es gracias a Juan Román Riquelme que me ha dado un nombre”, reconoce.



Durante el 2003, Samuel conoció a César Luis Mennotti en un congreso de entrenadores en Argentina. También participaron otros reconocidos técnicos, entre ellos Ricardo Gareca.

DEVOTO DE RIQUELME

Cuando era pequeño su mamá quería que sea un marinero, pero el soñaba con ser futbolista. Hoy tiene un sueño más grande que es saludar personalmente a Juan Román, a quien increíblemente no pudo ver jugar en La Bombonera cuando vivía en Argentina.

“Es el ídolo más grande que he tenido en mi vida y espero algún día poder conocerlo”, responde cuando le preguntan por Riquelme. Hace una pausa intentando no derramar algunas lágrimas y añade que posiblemente a fin de año viaje a Argentina para buscar encontrarse con su ídolo.

Emocionado por cumplir su sueño ensaya algunas palabras para el hombre que inspiró el “Riquelmismo”. “Le gradecería por habernos hecho disfrutar con su fútbol. Le diría misión cumplida. Mi trabajo de muchos años se va a ver cristalizado el día que logre saludarlo”, finaliza. (Fuente: LaRepublica)

Comentarios