Director ejecutivo para la Reconstrucción con Cambios, llega a Trujillo

Director ejecutivo para la Reconstrucción con Cambios, llega a Trujillo

En su primera visita a Trujillo, el director ejecutivo de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (RCC), Pablo de la Flor Belaunde, precisó que hay un presupuesto de 6, 400 millones de dólares que serán invertidos en obras que permitan devolverle la seguridad y darle mejores condiciones de vida a la población afectada por el fenómeno El Niño Costero.

El alto funcionario dijo que para la etapa de la reconstrucción será determinante el trabajo que realicen los alcaldes y gobernadores regionales, pues serán ellos, junto a sus equipos técnicos, los responsables de la buena elaboración de los expedientes técnicos y la ejecución de los presupuestos que se les asigne.

EL EQUIPO EN PLENO. Pablo de la Flor llegó a Trujillo acompañado del vicepresidente y ministro de Transportes y Comunicaciones, Martín Vizcarra; el presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala Lombardi; el ministro de Economía y Finanzas, Alfredo Thorne; el ministro de Agricultura, José Hernández; la ministra de Desarrollo Inclusión Social, Cayetana Aljovín; y el ministro de Vivienda, Edmer Trujillo.

A la 1:00 de la tarde de ayer, en la Casa de la Identidad, Pablo de la Flor y los ministros se reunieron con los alcaldes de las provincias y los distritos afectados por el embate de la naturaleza. También estuvo presente el gobernador Luis Valdez Farías.

PRELIMINAR. Los burgomaestres expusieron sus principales necesidades y coincidieron en sostener que es urgente que se agilice el proceso de rehabilitación y reconstrucción.

Fernando Zavala explicó que el proceso de rehabilitación durará 60 días y ya han transcurrido 40, por lo que resta muy poco para empezar con la etapa de la reconstrucción, tarea que se prolongará por al menos cuatro años.

A DESPEJAR DUDAS. A su turno, Pablo de la Flor manifestó que era grato reunirse con todos los alcaldes, toda vez que resulta una oportunidad extraordinaria para escucharlos , conocer sus planteamientos y despejar dudas.

El director ejecutivo del plan de Reconstrucción Con Cambio precisó que el trabajo que se está diseñando y que culminarán en menos de tres meses, está sentado en cinco pilares.

El primero de ellos es que la gente será el centro del proceso porque reconstruir la infraestructura tiene sentido únicamente en la medida que se mejora el bienestar de las personas.

El segundo componente es la institucionalidad, pues este trabajo no se realizará desde un solo lado, sino que se requiere de la coordinación con todos los niveles de gobierno.

NO TRABAS. El tercer pilar es que la Reconstrucción con Cambios eliminará todo lo que signifique una traba, pues se tiene la ventaja de garantizar el carácter selectivo de los proyectos en un plazo de 30 días para agilizar procesos. “Habilitación urbana, viviendas, hospitales, comisarías, cuencas ribereñas, tendrán prioridad”, agregó Pablo de la Flor.

El quinto componente es la transparencia con la que se trabajará durante todo este proceso. “Habrá un blindaje contra la corrupción”, afirmó.

PRESUPUESTO. Pablo de la Flor reveló que hay un monto preliminar de 6,400 millones de dólares para ejecutarlo en la etapa de la reconstrucción .

El funcionario mencionó que La Libertad es una de las regiones más golpeadas después de Piura y Lambayeque.

Detalló que los daños que sufrieron las seis regiones del norte del país representan el 70% a nivel del país y el 90% de damnificados ocasionados por el fenómeno El Niño Costero.

“En esta parte del país, hay 1,600 colegios que serán rehabilitados y 900 centros de salud que tiene que pasar por el mismo proceso. Además, hay 65 puentes que tienen que reconstruirse”, comentó.

A TRABAJAR. Pablo de la Flor explicó que en la etapa de la reconstrucción se trabajará bajo el principio de subsidiariedad. Esto significa que la autoridad debe resolver los asuntos en las instancias más cercanas a los interesados; pero si esta no puede dar solución al problema, será la instancia inmediata superior la que asuma la tarea.

Por ejemplo, si un alcalde de un distrito X no puede elaborar un expediente y ejecutar una obra de prioridad para su pueblo, será el burgomaestre de la comuna provincial la que lo haga; pero si este tampoco lo puede hacer, entonces será el gobierno regional. Caso contrario entrará a tallar el Gobierno Central. El fin es que la ciudadanía no se vea afectada por la ineficiencia de sus autoridades más próximas.

NO ESTARÁN SOLOS. Otro anuncio hecho por Pablo de la Flor es que en las próximas semanas se instalará en Trujillo una oficina que estará a cargo de un profesional del más alto nivel, el mismo que tendrá la tarea de ayudar a las autoridades locales en la formulación de sus expedientes técnicos.

“Junto a ese profesional, habrá cuadrillas de especialistas que ayudarán a los alcaldes a pasar los filtros de Proinversión. También se habilitará un portal web para que realicen consultas y verifiquen sus avances”, anunció.

En tanto, Martín Vizcarra expresó que tras la información de daños que han estado reportando los alcaldes de las diferentes regiones del país, se concluye que de las once que fueron afectadas por El Niño Costero, seis llevaron la peor parte, una de ellas es La Libertad.

VÍAS DAÑADAS. “Solo en la región La Libertad se han dañado 247 kilómetros de carreteras y son vías que no están concesionadas; es decir, el trabajo de rehabilitarlas tendrá que realizarlo el Estado por intermedio de Provías”, adelantó.

Asimismo, precisó que fueron 47 los puentes que sufrieron daños por la furia de la naturaleza.

“Una obra de ingeniería debe durar por lo menos 50 años, claro, si no hay deficiencias. En el puente Virú hicimos un trabajo muy singular; hemos colocado 42 pilotes con 35 metros de profundidad y eso soportará el incremento del caudal del río”, afirmó Martín Vizcarra. Correo

Comentarios