LOS PENSIONISTAS DEL PERÚ DEBEN ABRIGAR ESPERANZAS SOBRE MEJORAS?

¿Se cumplirá alguna vez las leyes en el país, en favor de los menos favorecidos y más bien abusados, como son los miles de pensionistas de Perú, que fueron y son víctimas del Gobierno de Alberto Fujimori, que impuso los topes a las pensiones de la mayoría y otros miles siguen recibiendo sumas más mezquinas, aduciendo crisis y, sin embargo, cuando se recuperó la economía jamás subsanó esta ilegal expoliación.

Hoy se presenta una nueva esperanza. Ojalá que no sea otra frustración más para los humildes y olvidados jubilados. Después de mucho bregar, la sentencia del Tribunal Constitucional Nº 0703-20002, que ordena el pago de tres remuneraciones vitales de pensión a los jubilados del D. L. 19990, por la Ley 23908, probablemente llegue a su punto decisivo -si existe buena voluntad del ejecutivo- y debe ser acatada por el Estado peruano.
Este anhelo justiciero tiene como base el pronunciamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, con sede en Estados Unidos, pues se ha dirigido al Dr. Ricardo V. Luna Mendoza, Ministro de Relaciones Exteriores y Canciller de la República de Perú, mediante carta , fechada el 17 de marzo del presente año, solicitando que el Gobierno actual, en un plazo de 30 días, dialogue con los dirigentes de los pensionistas  del D.L. 19990 y 18846, con la presencia de un veedor de la CIDH, con el fin de buscar una solución inmediata a la ya prolongada reclamación sobre la Ley Nº 23908 dada por el Congreso de la República y la sentencia aludida del Tribunal Constitucional, que favorecería a 600 mil pensionistas.

Por lo pronto ya transcurrieron, en demasía los 30 días de plazo indicados, pero se puede justificar, razonablemente, los daños cuantiosos inesperados y causados por el Niño Costero, que tienen prioridad en la atención.

Tanto la Ex Asociación Nacional de Pensionistas de Perú, hoy Federación de Personas Adultas Mayores del Perú, FENAPAM, tienen la mejor voluntad de dialogar para encontrar una solución justa y equitativa y evitar toda clase de conflictos sociales, como suele aconsejar el actual Presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski.

Este organismo,  FENAPAM, defensor de los derechos justos e irrenunciables de los pensionistas, han señalado que el 27 de diciembre del 20002, lograron que se emitiera la histórica y valiosa sentencia, por el Tribunal Constitucional, en la cual se declara fundada la demanda y se ordena al Estado- Ministerio de Economía y Finanzas cumpla con la Ley Nº 23908, en la cual se fija las nuevas pensiones de jubilación y viudez de la ley aludida, así como el reajuste trimestral de acuerdo al costo de vida, entre otros aspectos importantes.

Los diferentes Gobiernos cuestionados que han pasado, han demostrado su enorme insensibilidad, no obstante la legalidad existente emitida por el Congreso de la República y por la máxima instancia de la República como es el Tribunal Constitucional. Y ahora por la CIDH.

Se abriga la anhelada y justa esperanza que el actual Gobierno demuestre su calidad humana y sensibilidad. No se comporte como los fríos gobiernos anteriores y demuestre ser justo, equitativo y compasivo con los modestos pensionistas relegados y maltratados del país. Así sea.

Comentarios