Dos muertos en Paiján dejan balacera y asalto

Dos muertos en Paiján dejan balacera y asalto

El accionar delictivo vuelve a remecer este pueblo norteño. Un delincuente murió en un enfrentamiento con fuego cruzado con la Policía, así como un hombre que intentó defender a su hijo, en circunstancias que era asaltado, fue acribillado por los hampones.

Al mediodía de ayer, el presunto delincuente Cristian Daniel Guarniz de la Cruz (a) Cachón fue observado por vecinos desmantelando una moto lineal en el sector Huaca Colorada. Los testigos rápidamente comunicaron a la Policía.

Los agentes de inmediato se trasladaron al lugar y lo encontraron en plena acción, es decir, desmantelando el vehículo menor. Ante esto, los agentes Departamento de Investigación Criminal (Depincri) de Paiján le ordenaron que se detenga, disposición que no fue acatada y, por el contrario, sacó su arma y se enfrentó a los agentes.

Agotadas las advertencias empezó el fuego cruzado entre los agentes y el delincuente, donde Cachón cayó abatido.

Lo matan a balazos

Un hombre que viajaba como copiloto de su hijo en un moderno vehículo de Trujillo a Pacasmayo fue asesinado de dos balazos en Paiján, en su intento por frustrar un asalto. Todo empezó al promediar las 8 de la noche, cuando Luis Silva Rodríguez (28) partió de Trujillo y a la altura del Óvalo Mochica recogió a dos personas desconocidas, a quienes llevaba como pasajeros. Tal como cuenta el chofer, hijo de la víctima, los homicidas se mostraron
amables en el trayecto.

Cuando el vehículo se desplazaba entre los sectores Chuín y Licapa, altura del restaurante Sol y Sombra, uno de los delincuentes sacó su arma y apuntó en la cabeza al chofer. Su padre Luis Silva Valera (60) al darse cuenta de lo que ocurría, instintivamente, se abalanzó sobre el arma y empezó a forcejear con uno de los hampones.

Mientras tanto, el chofer estacionó el vehículo y salió raudo a defender a su padre, pero cuando se disponía abrir la puerta posterior escuchó dos balazos. Los delincuentes habían disparado contra su progenitor. El joven igual abrió la puerta del auto y forcejeó con los delincuente, a quienes les arrebató el arma, pero lograron huir. LaIndustria

Comentarios